Place Vendôme: Close to the Sun


En medio del revuelo que ha ocasionado la nueva gira de Helloween, Place Vendôme ha lanzado su cuarto disco titulado: Close to the Sun, y llama la atención sólo porque en ese proyecto canta Michael Kiske.

Hace 13 años Serafino Perugino, fundador de Frontiers Records, se le acercó a Kiske y lo invitó a formar parte de un proyecto de AOR, “no es Metal” le subrayó. Con muchas reservas Kiske aceptó, “terminó siendo más roquero de lo que yo esperaba” se quejó Kiske después.



Aunque Dennis Ward es el principal encargado de manejar las riendas musicales de Place Vendôme, lo cierto es que muchísimos compositores han pasado por la banda; sólo llegan, presentan su canción y se van.

Kiske únicamente se encarga de cantar lo que le dan, no compone ni elige a los músicos que forman parte de cada disco, eso es tarea de Dennis Ward. Es el típico esquema usado en la música pre-digerida de masas pero aplicado en la escena Power europea.


Un disco que no necesita de Kiske para ser bueno

Close to the Sun comparte la cualidad de su antecesor, Thunder in the Distance (2013), en el sentido de que no es sólo por la voz de Kiske que sale avante sino también por la misma composición de las canciones; no aburren, tienen vida propia y funcionarían igual de bien con una voz diferente a la de Kiske.



Lo cierto es que los compositores que participaron en Close to the Sun son una verdadera pléyade. Resalta por mucho uno de los más destacados arquitectos del Power Metal finlandés: Jani Liimatainen, quien compuso Welcome To The Edge, una de las primeras piezas del redondo.

También aparece el gran dúo italiano de Vision Divine: Olaf Thorsen y Fabio Lione, quienes compusieron las piezas: Riding The Ghost y Helen, dos de las favoritas de Kiske en todo el disco, según dijo en una entrevista hace unas semanas.

Por ahí también aparece el guitarrista de Primal Fear, Magnus Karlsson, componiendo Falling Star y el guitarrista de Secret Sphere, Aldo LoNobile, con la canción: Distant Skies, “la más floja” de todo el disco según palabras del propio Kiske.


Una banda sólo de estuio

Al ser Place Vendôme un simple proyecto de estudio, es una pena que sus canciones no lleguen a sonar en vivo. El único evento donde se escucharon sus canciones sobre el escenario fue en el Sweden Rock Festival del 2010.

En aquel entonces Dennis Ward había conseguido unir a Kiske y Hansen para formar Unisonic. Como no tenían canciones compuestas y ya le urgía a Ward empezar a promocionar a su nuevo producto, la mejor decisión fue acudir a piezas de Place Vendôme.

Close to the Sun es un gran redondo, sus canciones ofrecen buenos pasajes que aún si ser Power Metal puro los fanáticos del subgénero lo podrán disfrutar. Este disco será un buen paliativo de aquí en lo que llega la gira de Helloween.